Publicidad

Pequeñas cosas que te hacen la vida mucho más fácil una gran idea de BBVA


Cada vez le pedimos más a nuestras aplicaciones y dispositivos para todos los niveles. Es normal que esto también influya en la manera en la que nos relacionamos con la banca y BBVA han comprendido esta demanda del usuario y la ha transformado de manera atractiva y eficaz a través de una campaña que, bajo el lema La Revolución de las Pequeñas Cosas nos viene a proponer un nuevo modelo de uso en el que, precisamente, las ventajas para el usuario son determinantes y tremendamente prácticas.

901234

Vamos a profundizar un poco en alguna de estas funcionalidades de las que, probablemente, ya puedas haber tenido noticia gracias a la presentación en forma de anuncio televisivo que la entidad está ofreciendo.

La firma a distancia

BBVA ha respondido sin duda con esta opción a una vieja demanda de cualquier usuario de productos financieros que utilice Internet para relacionarse con la entidad. Y además lo ha hecho de manera tremendamente eficaz como ya decíamos anteriormente, una eficacia que recorre transversalmente todos los activos de esta campaña.

Gracias a esta nueva opción, tanto a través de la propia web como de la aplicación BBVA móvil para dispositivos móviles, vamos a poder ser capaces de firmar nuestros contratos con total garantía jurídica y validez legal, y además hacerlo no sujetos ni a un horario determinado ni, por supuesto, a una ubicación geográfica concreta: cuando nos venga bien y donde nos venga bien. Éstas firmas, además, se conservarán en copia a medida que las vayamos realizando, con lo cual, siempre tendremos disponible una copia de seguridad de todo lo que hayamos firmado en la entidad.

 

Apaga o enciende las tarjetas

Otro elemento muy atractivo incorporado dentro de esta manera de entender la relación entre banca y usuario. Esta posibilidad de controlar nuestras propias tarjetas, porque de eso se trata, viene a proporcionar un nivel de libertad elevado al usuario de un producto que, generalmente, no tiene en absoluto estas posibilidades o al menos no de manera sencilla.

A partir de ahora los clientes del BBVA pueden, también desde la web o desde sus dispositivos móviles con las apps BBVA móvil y BBVA wallet, interactuar con sus tarjetas en diferentes niveles. 

De este modo no sólo podemos activar o desactivar las tarjetas en cualquier momento y siempre que lo deseemos, sino que también podemos actuar sobre sus operativas de manera parcial, por ejemplo, podemos limitar la retirada de efectivo en cajeros, podemos limitar la operativa para compras online, podemos limitar la operativa para compras en el extranjero…todo ello reversible de manera inmediata cuando lo deseemos. Un control como decíamos muy elevado sobre las tarjetas de crédito y débito de la entidad. 

Como vemos una campaña que contiene efectivamente una nueva manera de entender la relación entre usuario y banca por parte de BBVA, muy en sintonía con la realidad de las nuevas tecnologías y la demanda del usuario.

Publicidad